DEPILACIÓN POR LASER

DEPILACIÓN POR LASER
Es la revolución que libera a las mujeres con problemas de vello del calvario de ceras, cuchillas, maquinillas. Duradero, indoloro y al parecer, seguro. En un principio se aconsejaban de tres a cuatro sesiones y ahora la media está en unas ocho con intervalos de 2-3 meses, aunque esto siempre depende del tipo de vello y de la zona a tratar.

Esta depilación es perfecta si tienes bello en el rostro o para depilar axilas.
Las sesiones pueden durar entre unos minutos y una hora, depende de la zona tratada.
La sensación es semejante a una quemadura, pero al ser rápido se tolera bien. (Unas axilas llevan unos 8 minutos entre las dos).

Algunos inconvenientes

Aún es pronto para saber si es verdaderamente definitiva esta depilación.
La mayor dificultad para el láser es que, no sólo el pelo contiene melanina, sino también la piel, lo que puede producir manchas de hipopigmentación (blancas) en los cutis más oscuros.
Las cejas es una zona poco recomendada debido a su proximidad a los ojos (requieren protección especial).
Las personas con la piel más oscura sienten un pequeño hormigueo o picor.
Para zonas muy sensibles al dolor o muy amplias, se recomienda aplicar una crema anestésica dos horas antes del tratamiento.
Inmediatamente después a la aplicación del láser, la zona tratada puede enrojecerse o inflamarse un poco, pero estos síntomas desaparecen en un corto período de tiempo.
Se trata de un tratamiento más caro que el resto de métodos de depilación
Es imprescindible realizarlo en un centro especializado.

[print_link]
Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.