PIEL JOVEN DESPUES DEL SOL

Tu piel necesita una atención máxima en esta época del año, no sólo en las exposiciones al sol sino también después, cuando llegues a casa y necesites reparar el efecto de las agresiones que ha sufrido durante todo el día.

Los efectos nocivos del sol

El síntoma más llamativo del exceso de sol son las quemaduras cutáneas, pero no es el único, hay una serie de agresiones que, a simple vista no se ven pero que, a medida que va pasando el tiempo, van dejando su huella en la piel.

En primer lugar, como consecuencia de la deshidratación, notaremos la piel más seca y tirante. Poco después, empezaran a formarse arrugas y manchas pigmentarías en el rostro, escote y manos. Además, al trasformarse la estructura del colageno, también notaremos falta de firmeza facial y corporal.

Productos «Aftersun»

Mucho más que aliviar quemaduras. Para evitar todos estos problemas, no sólo tienes que proteger tu piel del sol, también debes reparar los desperfectos que ha sufrido durante la jornada playera. Es aquí donde aparecen los productos específicos para tratar la piel después del sol, también llamados «aftersun» útiles tanto para aliviar las quemaduras, como para reparar la piel, evitando la sequedad y el envejecimiento cutáneo.

Piel fresca y joven

Los productos «aftersun» son tratamientos de belleza, con muchas más aplicaciones que un «body milk«. Por sus propiedades calmantes, hidratantes y refrescantes, evitan la descamación de la piel y facilitan un bronceado uniforme. Algunos de ellos, además, contienen prolongadores del bronceado, unos principios activos que estimulan la producción de la melanina, que te ayudan a mantener el tono dorado durante más tiempo.

Cómo utilizarlos

Los expertos aconsejan aplicar una capa muy fina varias veces al día para que tu piel, sedienta por el sol, absorba el producto de forma progresiva. El mejor momento para hacerlo es después de una ducha refrescante.

Tipos

En el mercado encontrarás productos «aftersun» específicos para el rostro y para el cuerpo. Su composición es la misma, pero los faciales tienen una textura más densa, específica para las características especiales de la dermis en estazona.

Efectos especiales

También encontrarás «aftersuns» con partículas doradas, con efecto autobronceador e, incluso, con propiedades reafirmantes.

Sus componentes

Muchos de ellos contienen ingredientes naturales, como el aloe vera (calmante e hidratante), la centella asiática (cicatrizante) y las vitaminas A, D y E, conocidas por su efecto regeneradory antienvejecimiento.

Otros cuidados imprescindibles

Limpieza

Tras el sol, evita los tratamientos agresivos, como la exfoliación o los masajes con guante de crin. Limítate a ducharte con agua tibia y un gel de baño neutro. Será más que suficiente para eliminar los restos de crema solar, arenay la sal del maro el salitre de la piscina.

Alimentación

Para hidratar tu piel por dentro, no olvides beber una cantidad de agua suficiente (un litro y medio al día) y consumir alimentos ricos en agua y vitaminas, como todas las frutas y las verduras, sobretodo las que contienen betacarotenos (zanahoria, melocotón, melón…) ya que ayudan a potenciar el bronceado y cuidarla piel.

La ayuda natural

Pepino

Para refrescar y calmar la piel después del sol, corta un pepino en rodajas muy finas y colócalas directamente sobre la piel. Notarás un rápido alivio.

Caléndula

La infusión de caléndula, aplicada sobre la piel con un algodoncito, te ayudará a aliviar la irritación cutánea.

Tomate

Si tienes la piel muy tirante, ralla un tomate maduro y aplícalo sobre el rostro. Además de obtener un rápido alivio, notarás el cutis más fresco e hidratado.

Fuente: Revista Pronto

Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.