Los mejores remedios para reforzar la salud del higado

remedios_salud_higado
 

El higado, el organo depurativo por excelencia, tiene encomendadas más de quinientas tareas, una veintena de las cuales son vitales para el buen funccionamiento de nuestro organismo.

Compensa los excesos con zumo de limon y perejil

Esta pareja es un talisman para el higado congestionado, ya sea por exceso de medicacion, tratamientos agresivos, alcohol. Es tal su efecto desintoxicante y regenerador que conviene que incluyas zumo de limon y perejil picado en la mayor cantidad de recetas: en aliños, marinados y salsas, en ensaladas de legumbres, el tabule, el humus etc. La vitamina C, el acido folico y dos pigmentos: los betacarotenos y la clorofila, son los responsables de estos beneficios.

El zumo de rabano negro da tregua al higado

Cuando el higado trabaja a marchas forzadas, todo el cuerpo se resiente y aparece la fatiga, la dificultad para digerir las grasas, el dolor
de cabeza, etc. Dale una tregua y ayudale a restablecer sus funciones, tomando zumo de rabano negro, un preparado muy indicado en caso de hepatitis higado graso, migrañas de origen hepatico etc. En herbolarios lo encontraras en ampollas y preparados liquidos, solo o combinados con otros protectores hepaticos como el boldo o la alcachofa.

Cardo mariano si tienes digestiones pesadas

Por su riqueza en un compuesto, la silimarina, el cardo mariano ayuda a regenerar, desinflamar y proteger las celulas hepaticas dañadas. La infusion de sus hojas y semillas tambien estimula la secrecion de bilis, motivo por el que aligera la digestion y previene la formacion de piedras en la vesicula. Mejoraras su sabor y potenciaras sus virtudes si, lo mezclas con ojas de menta.

Abusas de la grasas? Ten semillas de lino en la despensa

Los expertos relacionan el daño hepatico con bajos niveles de acidos grasos Omega3. Para que no falte esta grasa esencial, capaz de contrarrestar los efectos inflamatorios de las grasas malas espolvorea semillas de lino sobre tus platos. Una solo cucharadita aporta el 135% de las necesidades diarias de este beneficioso lipido.

Alcohol y grasas, enemigos a batir

Si se toman a tiempo las medidas adecuadas, el higado graso, un trastorno que puede derivar en una cirrosis y hasta en un cancer de higado,  es completamente reversible.

Las causas: En el 50% de los casos, el alcohol es el responsables de este acumulo de grasas en las celulas del higado. En un 10% el enemigo hay que buscarlo en los excesos en la mesa y el sobrepeso.

La solucion: No probar gota de alcohol y aligerar los menus es clave. Eliminar las grasas malas: lacteos entero, embutidos, bolleria, precocinados … y restringir los dulces son las dos medidas dieteticas mas importantes. Si tambien comes mas alimentos integrales, verduras y frutas, la mejora  no se hara esperar.

 

Fuente: Revista Pronto

Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.