INFECCIONES BACTERIANAS DE LA PIEL

INFECCIONES BACTERIANAS DE LA PIEL
Impétigo

El impétigo es una infección bacteriana que resulta en una erupción con costra, de color miel, por lo general en el rostro, cerca de la boca y la nariz.

Celulitis

La celulitis es una infección de la piel y tejido subcutáneo que típicamente ocurre cuando se introducen bacterias a través de un pinchazo, mordedura u otra lesión abierta en la piel.

El área con celulitis suele estar caliente, sensible al tacto y algo enrojecida.

Infecciones estreptocóccicas y estafilocóccicas

Estas dos clases de bacterias son las principales causas de celulitis e impétigo. Algunos tipos de estas bacterias también son responsables de erupciones típicas de la piel, incluyendo erupciones asociadas con la escarlatina y el síndrome del shock tóxico.

Infestaciones por parásitos

Los parásitos (por lo general insectos o gusanos diminutos) pueden alimentarse u horadar la piel, a menudo resultando en una erupción con picazón. La sarna y los piojos son ejemplos de infestaciones parasitarias. Ambas son contagiosas, lo que significa que es posible contraerlas de otras personas.

Infecciones virales

Muchos virus provocan erupciones características en la piel, incluyendo el virus de la varicela que causa la varicela y culebrilla; el herpes simple, que causa boqueras; el virus del papiloma, un virus que causa verrugas y muchos otros.

Acné

El acné es el trastorno de la piel más común en los adolescentes. Se observa cierto grado de acné en el 85% de los adolescentes y casi todos tienen el grano esporádico, espinillas o puntos blancos.

Cáncer de piel

El cáncer de piel es poco común en niños y adolescentes, pero los buenos hábitos de protección contra los rayos del sol durante estos años pueden ayudar a prevenir el melanoma(una forma grave de cáncer de piel que se disemina a otras partes del cuerpo) más adelante en la vida, en especial entre personas de piel clara que se queman con facilidad con el sol.
Además de estas enfermedades y trastornos, la piel puede lesionarse de varias maneras. Cortes, raspones y lastimaduras menores pueden cicatrizar rápidamente por sí mismas, pero otras lesiones, como cortes serios o quemaduras, por ejemplo, requieren tratamiento médico.

[print_link]
Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.