EVITAR LA CAÍDA DEL CABELLO

EVITAR LA CAÍDA DEL CABELLO

Si bien aún no se ha encontrado la fórmula mágica para evitar totalmente la caída del cabello, sí existen numerosos productos de alta calidad que permiten controlarla y prevenir posibles problemas capilares.

En general, los tratamientos combinan varios productos que, paso a paso, van actuando favorablemente sobre el cuero cabelludo.
En cuanto a los preventivos, se utilizan principios activos como las citoquinas, la vitamina A, el ginseng, los tricopéptidos (para caídas debidas al exceso de grasa), etc.

Son muy aconsejables las lociones que tienen como objetivo mantener el equilibrio sebáceo del cuero cabelludo, y que la persona afectada puede usar tranquilamente en su casa como tratamiento de rutina.
Y, por supuesto, los champuses a utilizar deben ser los más adecuados para permitir un revitalizamiento que tanta falta le hace a estos cabellos débiles.
Tu peluquera te indicará sobre los productos que te funcionarán bien, alejándote de los productos milagrosos, que por otra parte, son malos, caros y en general un fraude, que lejos de mejorar lo que hacen es agravar el problema, recuerda no hay una solución mágica para todos los problemas, ya que están causados por diferentes problemas.

Clases de Alopecias

Se pueden establecer dos tipos de clasificaciones de las alopecias, según sea su origen:

• Alopecias congénitas
• Alopecias adquiridas

Alopecias Congénitas

Una alopecia es considerada congénita, cuando el recién nacido nace sin pelo de ninguna clase o solo con un lanugo que no llega a ser reemplazado nunca por el pelo definitivo.
Esta carencia puede afectar también a las cejas, las pestañas y otras partes de la piel.
Las hay de diversos tipos, y tienen como denominador común el que no se pueden tratar con cosméticos, sino que necesitan tratamiento médico. Incluso, en la mayoría de los casos no tienen solución definitiva.
Es por eso que en peluquería se concentra la mayoría de la atención en las alopecias adquiridas.

Alopecias adquiridas

A diferencia de las alopecias congénitas, las adquiridas no se nace con ellas, sino que son las que se van desarrollando durante la vida de la persona.
Depende de cual sea la causa que la produzca, tienen una recuperación más o menos completa. No obstante, todas necesitan de un diagnóstico precoz, y un tratamiento constante y completo.

Las alopecias adquiridas se subdividen en:

• Alopecia difusa aguda.
• Alopecia difusa crónica.

A su vez estas alopecias se subdividen en función de las causa.

Alopecia difusa Aguda

Es una caída brusca de todo el cabello del cuero cabelludo, casi siempre de forma intensa.
Sus causas más importantes son:

Efluvio Telógeno

El efluvio telógeno es el aumento de los folículos en fase telógena, lo que produce un desequilibrio entre las fases anágena/telógena del ciclo vital del folículo piloso.
Suele pasar de 60 a 90 días después de pasar por tensiones mentales y físicas.
También después de una enfermedad infecciosa que causa fiebre alta.
A los dos o tres meses de haber dado a luz, a consecuencia del cambio hormonal que soporta el cuerpo. Se debe tratar de forma preventiva, ya que los embarazos repetidos pueden hacer que no se recupere del todo el cabello que se pierde.
Otra causa de efluvio telógeno o caída súbita, es el postoperatorio, a consecuencia de anestesias generales.
Después de traumas emocionales de gran intensidad, o durante la toma de ciertos medicamentos, como los anticoagulantes, exceso de vitaminas o medicamentos de regulación del tiroides.
Por último, está comprobada una pequeña incidencia de casos de efluvio telógeno tras dejar de tomar algunos tipos de anticonceptivos orales.

Efluvio Anagénico

El efluvio anagénico se produce cuando se corta de golpe el crecimiento activo de la raíz del cabello. Es la reacción a la medicación anticancerosa. En este proceso, la pérdida del cabello se puede producir durante el proceso de medicación, o inmediatamente después de cesar el proceso.
Conviene constatar que en todas las alopecias del tipo difuso, el cabello vuelve a crecer a los pocos meses, siempre y cuando se suprima la causa que la produce.
Es aconsejable realizar el tratamiento de manera constante, y utilizar los cosméticos adecuados, para ayudar a normalizar el ciclo de vida del folículo, porque si no se hace, el efecto se puede volver crónico.
Alopecias difusas crónicas
Aquí se hace necesaria una diferenciación según el sexo de la persona, ya que, siendo el origen el mismo, la evolución y el desenlace final del proceso, e incluso del tratamiento, es diferente según se trate de un hombre o una mujer.

Alopecia seborreica masculina

También se la denomina alopecia androgenética y es la más común de todas, alrededor del 80-90% del total de calvicies, por eso también se le llama calvicie vulgar.
Siempre tiene una pauta constante de características, que son:
Seborrea, exceso de sudoración, y alopecia del cuero cabelludo.
Como media, comienza desde los veinte y hasta los treinta años, aunque en algunos casos puede presentarse tres o cuatro años antes, o también hasta los cuarenta.
En el diagnóstico, se aprecia un cuero cabelludo aceitoso, siempre graso, que tiene como consecuencia una seborrea y una pitiriasis.
Conforme se avanza en el proceso, el equilibrio del cabello se rompe, porque caen más cabellos que se recuperan, por encima de los 100 cabellos/día, lo que conduce a una calvicie cada vez mayor.
Al final, solo queda el cabello del contorno, la llamada franja pilosa periférica, o calvicie hipocrática.
Las causas son de orden interno, y relacionadas con las hormonas, concretamente los andrógenos, que modifican la secreción sebácea, estimulando el tamaño de la glándula y su actividad. La edad y los factores genéticos, ayudan al avance de ésta enfermedad.
El hecho de que se la llame alopecia androgenética, es porque a ella van asociados dos factores: los andrógenos y el genético.
Las hormonas de tipo masculino, los andrógenos, sobre todo la testosterona en el hombre y la delta-4 androstenodiona en la mujer, alteran el folículo.
El tratamiento cosmético de estas afecciones, consiste en efectuar un diagnóstico precoz, y mantener el cuero cabelludo limpio, bien irrigado y con tratamientos que controlen la proliferación de microorganismos.
Se consiguen resultados, siempre y cuando la aplicación sea correcta, y se mantenga un nivel de tratamiento adecuado en cada momento al estado del cuero cabelludo.

Alopecia seborreica femenina

No llega a ser nunca tan intensa como en el hombre, y supone solo un 10% del total de alopecias femeninas.
Consiste en un retroceso del margen frontal del cabello, hacia la coronilla, y ocurre entre mujeres con el cuero cabelludo graso.
Entre las causas, también son del tipo hereditario, aunque los desequilibrios hormonales suelen ser muy comunes en estos casos.
Un exceso de andrógenos en la menopausia, tratamientos con hormonas masculinas y trastornos de las glándulas, son otras causas.
Cuando se inicie el tratamiento, que siempre debe ser precoz, también convendrá tratar la causa que lo provoque, a menudo, de acuerdo con el dermatólogo.

Alopecias circunscritas

Son las alopecias localizadas. Según sea el cuero cabelludo, serán:

• Si el cuero cabelludo es liso y sin costras, serán la Pelada o la Tricotilomanía.
• Si el cuero cabelludo es atrófico será la alopecia cicatrizal.
• Si el cuero cabelludo es escamoso, será la tiña.

La Pelada

Este tipo de alopecia areata. Por un proceso desconocido, el cabello no crece, aunque no existen lesiones irreversibles en los bulbos pilosos.
Es frecuente que éste tipo de alopecia se presente cuando existe también mal funcionamiento de la glándula tiroides.
Son placas calvas, redondas u ovales, claramente definidas, que aparecen de golpe, el cuero cabelludo, cejas o barba.
Las áreas calvas son blancas y lisas, aunque pueden presentar ligeros eritemas.
El tratamiento pasa por corregir el problema base, bien sea tiroides, infecciones, estrés, etc., y la aplicación de cosméticos estimulantes, que vuelvan a activar el crecimiento del cabello.

La tricotilomanía

Son áreas alopécicas de bordes lineales, e irregulares, consecuencia de arrancarse uno mismo los cabellos, pinzándolos o retorciéndolos en espiral.
Se presenta en personas nerviosas y con problemas emocionales.
Debe consultarse al médico, y realizar un tratamiento cosmético estimulante.

Alopecias cicatrizales

Son las producidas por quemaduras, heridas, radiaciones o dermatosis del cuero cabelludo, como la pseudopelada de Brocq, lupus eritematoso, liquen plano, infecciones bacterianas, etc.
Todos estos procesos implican la destrucción del folículo piloso, y no vuelve a crecer el cabello.

[print_link]
Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.