ENTRE BOXEO Y AERÓBIC

ENTRE BOXEO Y AERÓBIC
Hay quien la llama kikaeróbic, quien la define aeroboxing, fitboxe, kickforfit. La esencia es la misma: hay quien usa solo los puños, quien también las patadas y se entrena a ritmo de la música de aeróbic.

La diferencia principal que distingue estas nuevas disciplinas del boxeo puro es la falta de un contacto físico real con el adversario: el fin del aeroboxing es desahogarse, pero solo contra un saco, que en vez de estar colgado como en el boxeo, está apoyado en el suelo. La mezcla es explosiva e ideal para quemar muchas calorías, gracias a un entrenamiento cardiovascular completo y para desahogarse del estrés de las duras jornadas de trabajo. ¿Los resultados? Máximo endurecimiento de las piernas, glúteos y abdominales.
Los ejercicios se hacen en grupo, delante de un espejo y no es necesario una indumentaria especifica, solo los guantes técnicos –sin dedos y reforzados por un pequeño relleno, y no cuestan demasiado. Y, dulcis in fundo, la práctica de estas disciplinas se adapta bien también para quien se aleja de los gimnasios y prefiere el home fitness: se compra un saco que cuesta más o menos 200 euros y se aprende de un vídeo que se venden por vía Internet.
Nike, en particular, en el interior del programa de fitness Powerstrike, propone una versión particular de estas disciplinas. Se llama Impact y es un workout de kickboxing en el cual se ejecutan los golpes fundamentales del boxeo, junto a las técnicas más importantes del kicking, con la utilización de particulares sacos de entrenamiento que hacen de blanco.
Para cada blanco trabajan a la vez dos personas, a ritmo de música y con la ayuda de potentes coreografías combinadas en repeticiones continuas de pequeñas combinaciones de golpes. El workout es apto para todo el mundo, no es necesaria una preparación de base especifica, y además representa un eficaz entrenamiento cardiovascular y muscular y permite conocer la base para la autodefensa.

[print_link]
Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.