TÉCNICA DEL CORTE AL ESTILO CARRÉ

EL ESTILO CARRÉ
El estilo corto de bajo riesgo para las que quieren probar un nuevo look

Muchas mujeres me preguntan qué les recomiendo para que tengan un nuevo look. Quieren un cambio en su estilo, pero no están seguras de lo que les puede quedar bien. Y, aunque no existe ningún estilo único que sea universalmente perfecto, a muchas mujeres les queda muy bien el estilo carré. La causa de esto es que se trata de un corte muy versátil que se puede ajustar fácilmente a las necesidades de cada una.

El largo del carré nunca sigue una regla fija, lo que significa que puede llegar hasta el mentón o hasta tocar los hombros, según lo prefieras.
Este largo adaptable implica que puedes dejar el cabello más largo para afinar un rostro redondo o dejarlo más corto para crear una línea horizontal en una persona con cara alargada.
El estilo carré tampoco impide la inclusión de capas. Esto quiere decir que puedes hacer un entresacado en las zonas en donde hay demasiado volumen, pero a la vez puedes crear y acentuar la forma del rostro como lo desees. Por ejemplo, una mujer con rasgos prominentes y un rostro angular puede llevar un estilo carré un poco más largo con capas cortadas a la navaja alrededor de la cara y crear las suaves curvas que se necesitan para equilibrar los rasgos. Por otro lado, una mujer que siente que tiene una mandíbula poco definida, puede elegir un estilo carré que llegue sólo hasta el mentón, para reforzar la línea de la parte inferior del rostro.
El estilo carré ideal puede acentuar la boca y un flequillo adicional puede incluso hacer resaltar los ojos, los dos rasgos de la cara más importantes para una mujer. También se lo puede hacer asimétrico para equilibrar algún rasgo demasiado marcado o desproporcionado, como una nariz prominente o una boca demasiado grande.

¿Quién puede llevar un estilo carré?

Como dijimos antes, a muchas mujeres les puede quedar muy bien un estilo carré. Solamente es necesario adaptarlo a los rasgos de cada una. Echemos un vistazo a los diferentes tipos de rostros y de rasgos y veamos qué ajustes se necesitan para que obtener el mejor resultado en cada caso:
Rostros redondos: Para aquellas mujeres que tienen una cara redonda, debes asegurarte de dejar su estilo carré más largo de lo que puede ir bien con otro tipo de rostros. Además, debes prestar atención para que el estilo se mantenga liso en los lados, de forma tal de minimizar el volumen de los costados de la cabeza.
Rostros alargados: Las mujeres con el rostro alargado generalmente quieren llevar un estilo carré más corto, que llegue hasta el mentón o incluso menos. Esto permite mantener la atención en una línea horizontal del rostro y, así, lograr que parezca más ancho. El carré puede incluir algunas capas y ondas, y se puede peinar para darle volumen a los lados.
Rostros angulares: Las mujeres con el rostro angular (en forma de triángulo invertido, o de diamante o cuadrado) deben elegir estilos carré con líneas delicadas y un corte a la navaja texturado, para suavizar el aspecto. La idea central sería crear un look con ligeras líneas curvas.
Facciones delicadas/ cuello largo: Para aquellas que tienen facciones delicadas o el cuello largo, ten cuidado de no hacer un estilo carré demasiado corto ni de peinarlo de forma tal que quede con demasiado volumen. El resultado final puede llegar a ser un efecto “piruleta” que no le queda bien a nadie. Mantén el cabello liso y un poco más largo de lo normal, equilibrado con el resto de las proporciones del cuerpo.
Mujeres corpulentas: Por lo general, la mayoría de las mujeres que tienen un físico corpulento deben evitar un estilo carré demasiado corto, ya que el peinado siempre debe estar en proporción con la constitución física de cada una. Sin embargo, si haces un estilo carré con capas en la parte superior de la cabeza y minimizas el volumen de los lados, puedes lograr que parezca más esbelta.

El bajo riesgo de un estilo carré

Llevar un estilo muy corto puede causarles pavor incluso a las mujeres más valientes, ya que si no te gustan los resultados, la única solución al problema es esperar que pase el tiempo. Pero siempre hay formas de acelerar el proceso de recuperación del cabello en un estilo carré que no gusta. Aquí te damos algunos trucos para hacer que tu estilo carré tenga el riesgo más bajo posible:
Intenta que sea lo más largo posible: No hay en absoluto ningún largo único que una persona deba tener cuando lleva un estilo carré. Habla con tu estilista e insístele en que te deje un carré con el mayor largo posible que, de todos modos, te siga favoreciendo las facciones de la cara.
Evita las florituras: Si se trata de tu primer estilo carré, elige un corte clásico y simple. Evitar cosas como las superposiciones y los cortes en A para que tu largo general sea parejo significa que si no quedas satisfecha con el resultado, el cabello volverá a crecer más uniformemente y así podrás llevar un nuevo look antes. Por el mismo motivo, evita un corte a la navaja demasiado texturado y también los entresacados. Esto solamente te dará un largo no uniforme que normalmente deberá ser recortado para que quede parejo, haciendo que quede más corto de lo que querías.
Ve a la peluquería solamente para cortarte el cabello: Si es la primera vez que te cortas el pelo al estilo carré, intenta que ese sea el único cambio que le haces a tu cabello. No lo cortes el mismo día wn que te haces una permanente o una coloración, ya que así te asegurarás de tener la percepción adecuada respecto del corte. Para muchas mujeres, sobre todo cuando no están seguras de lo que quieren, hacerse un cambio de corte Y de color o textura puede llegar a ser demasiado cambio para una sola vez. En muchos casos, el problema no es tanto que no les guste el estilo, sino que se trata de que son demasiados cambios a la vez y no se acostumbran a verse tan diferentes. Si minimizas la cantidad de cambio, maximizas las probabilidades de acostumbrarte al nuevo corte con mayor facilidad.

[print_link]
Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.