12 DIETAS QUE TRIUNFAN EN HOLLYWOOD

Pocas son las mortales que comen lo que quieren y no engordan. El resto debemos recurrir a estrategias más o menos convencionales. Te contamos algunos trucos que las celebrities utilizan para luchar contra los kilos de más. Además de las múltiples razones que saltan a la vista, hay una definitiva por la que la brasileña Gisele Bündchen es envidiada: no sólo le encanta comer, sino que no se priva de casi nada. De hecho, durante la última edición de Fashion Rio (semana de la moda de Río de Janeiro), el chef del catering filtró el menú de la carioca: perritos calientes, pastelitos de jamón, pan de queso y puré de plátano.

Sólo faltaban chucherías y un poco de chocolate, las dos debilidades de la ex de Leonardo DiCaprio y los únicos alimentos con los que tiene cuidado. Si un día abusa de ellos, al siguiente compensa los excesos con una comida ligera. La cuestión es… si Gisele se permite estos pecados, como todas nosotras, ¿cuál es, genética aparte, el secreto de su figura? Quemar lo que consume: «Hago boxeo, surf, corro y practico yoga para relajarme, ya que soy hiperactiva». Las famosas tienen sus trucos para controlar el peso. ¡Cono ce lo que hace cada una!


La dieta Atkins

¡Olvídate de contar las calorías! Esta propuesta no valora las grasas que ingieres, sino los carbohidratos.

Quien la hace

En el embarazo de su hijo Dylan, Catherine Zeta-Jones engordó un total de 23 kilos. Un peso considerable, que la actriz galesa perdió en tiempo récord  recurriendo al régimen del Dr. Atkins, al que se mantiene fiel desde entonces. «He crecido entre bailarines y he vivido de cerca problemas como la anorexia. Por eso he aprendido cómo adelgazar sin rebasar nunca el límite de lo saludable«, algo que la estrella consigue gracias a esta dieta.

Cuánto se pierde

Durante la fase inicial, el descenso de peso es muy rápido (ya que se produce una eliminación de líquidos), pudiendo bajar hasta dos kilos semanales. En la fase de adelgazamiento progresivo, la pérdida es mucho más lenta.

Cuál es su clave

Sólo se permiten los carbohidratos más nutritivos (vegetales), mientras que se da carta blanca a la mayoría de las proteínas y grasas. Se deben contar carbohidratos, no calorías.

En qué consiste

Consta de tres etapas, siendo la más importante de ellas la de inducción, que dura un mínimo de 14 días, durante los cuales se comen con total libertad grasas y proteínas de ave, pescado, marisco, huevos y carne roja, además de mantequilla, mayonesa, aceite de oliva y de girasol. No se pueden tomar más de 20 g al día de hidratos de carbono en forma de ensaladas verdes y verduras. En las otras dos fases la cantidad de carbohidratos es superior.

El secreto está…

Según el doctor Robert C. Atkins, la base de los problemas metabólicos asociados a la obesidad no tiene nada que ver con la grasa que ingerimos, sino con un exceso de hidratos de carbono en la dieta. Al restringir la cantidad de estos, el organismo echa mano de las reservas de grasa almacenada y, por tanto, es posible adelgazar.

EL MENÚ TIPO

Desayuno

Dos huevos revueltos.
Dos salchichas de pavo.

Comida

Ensalada griega de pollo servida sobre pepino cortado, rábanos y berros.

Merienda

30 g de queso manchego.

Cena

Pescado a la parrilla con aceite de oliva.
Brécol salteado con pimiento rojo.
Ensalada verde con vinagreta.

Sus pros

La dieta Atkins es uno de los regímenes de adelgazamiento que ha demostrado ser más efectivo porque, además de producir una pérdida rápida de peso, moviliza las grasas, ayuda a eliminar el hambre y el exceso de liquidos retenidos en nuestro organismo.

Sus contras

Puede producir un aumento en los niveles de colesterol y triglicéridos, por lo que aquellas personas que padezcan hipertensión, sufran de gota o de alguna afección cardiaca, deben consultar a su especialista antes de iniciar una dieta de estas características.

La dieta Montignac

No hay alimentos buenos, ni malos, pero sí ‘amistades peligrosas’ responsables del sobrepeso y la diabetes.

Quien la hace

Cansado de las comidas de trabajo, Michel Montignac organizó esta dieta pensada para personas con una agenda tan apretada como la suya o la de la cantante australiana Kylie Minogue, ferviente admiradora del nutricionista francés. Los actores Gérard Depardieu y Hugh Grant también se han beneficiado de esta dieta.

Cuánto se pierde

Una media de 3 o 4 kilos al mes.

Cuál es su clave

Permite consumir los distintos grupos de alimentos sin límite de cantidad, intentando no mezclar las proteínas y los carbohidratos en la misma comida y restringiendo la ingesta de los que engordan más. Hay que evitar los azúcares, el alcohol, el pan blanco y las patatas. La fruta debe consumirse preferiblemente sola y, al menos, 15 minutos antes de la comida.

En qué consiste

Se basa en controlar el índice glucémico (IG) de los alimentos. Consta de dos fases. La primera dura hasta que se pierde el peso y la clave es, además de la elección adecuada de grasas y proteínas, no consumir glúcidos con un IG superior a 35. Hay que elegir las proteínas vegetales y animales procedentes de pescados o carnes muy magras (aves), evitando las derivadas de la leche, como el suero de los quesos frescos batidos.

También es necesario consumir mucha fibra que aumente la saciedad y module la absorción intestinal de los azúcares y las grasas. La segunda etapa es de mantenimiento y se centra en las mismas premisas, aunque en ella la variedad de elementos permitidos es más amplia.

El secreto esta…

Según Michel Montignac, artífice de este régimen (y ex obeso reconvertido), la causa del sobrepeso y la diabetes es una disfunción provocada por algunas comidas con un índice glucémico muy elevado. Dos alimentos con las mismas calorías y de la misma familia generan reacciones diferentes,  es decir: pueden engordar o adelgazar.

EL MENÚ TIPO

Desayuno

Pan integral, mermelada sin azúcar y yogur o queso 0% materia grasa.
Café descafeinado con un poco de leche desnatada.

Comida

Verdura cruda.
Salmón a la plancha con verduras cocidas y queso.

Cena

Pasta o arroz integral con verdura.
Un yogur natural o de frutas.

Sus pros

El hecho de no establecer límites en cuanto a las cantidades, hace que este régimen no produzca la sensación de privación que generan otros. Permite cambiar los hábitos alimenticios y, sobre todo, resulta muy fácil de seguir para aquellas personas que comen habitualmente fuera de casa.

Sus contras

Al tratarse de una dieta disociada, si se sigue sin control médico, puede provocar deficiencias vitamínicas, proteicas…, debido a la selección de alimentos que se realiza. Por ello se desaconseja para personas con problemas cardiovasculares o con niveles demasiado altos de colesterol.

La dieta de los Hamptons

Fred Pescatore mejoró a su preceptor, el Dr. Atkins, con este menú para sibaritas, el preferido de ricos y famosos.

Quien la hace

Sarah Jessica Parker siente tanta pasión por la comida, como su personaje de Sexo en Nueva York por la moda: «Me encanta comer; para mí es un placer. De hecho, cuando mi marido y yo compartimos mesa y mantel, nuestra conversación suele centrarse en lo que cenaremos o comeremos al día siguiente».

Con la dieta de los Hamptons, que permite consumir sin límite alimentos tan apetitosos como la langosta o el rosbif, descubrió que su afición culinaria no está reñida con un menú saludable. Las actrices Susan Sarandon y Renée Zellweger ya han comprobado sus resultados.

Cuánto se pierde

Hasta 5 kilos en un mes.

Cuál es su clave

Su autor, el Dr. Fred Pescatore, formó parte del equipo del Dr. Richard Atkins, artífice de la famosa dieta. El método de los Hamptons recoge principios de su maestro, pero distingue entre grasas saludables y malas e incorpora más carbohidratos buenos. Para la elección del nombre, se decantó por el de la localidad norteamericana en la que él veraneaba, un gueto de famosos que ahora son sus clientes.

En qué consiste

Hay que consumir proteínas magras y carbohidratos ‘buenos’. Estas son las reglas básicas:

Usar aceite de macadamia.
Evitar el azúcar, las comidas procesadas y aquellas en cuya etiqueta figure ‘parcialmente hidrogenado’ (margarinas).
Restringir los carbohidratos simples (bollería, pan blanco, pasta y arroz), los aceites ricos en Omega 6, las frutas con poco azúcar y alimentos procesados.
Consumir pescados grasos, legumbres, nueces, cereales integrales y verduras.

El secreto está….

La premisa básica de este régimen es comer más vegetales, pescados ricos en Omega 3 y consumir grasas monosaturadas, una pauta que comparte con la dieta -mediterránea, explica el doctor Fred Pescatore.

EL MENÚ TIPO

Desayuno

Salmón ahumado con queso crema.
Tostada de pan integral.

Comida

Hamburguesa con ensalada y vinagreta.
Media taza de melón en cuadradnos.

Merienda

Un puñado de nueces.

Cena

Ensalada César, langosta cocida o al vapor, espinacas cocidas y media naranja

Sus pros

No hay límite de cantidad, así que la ingesta se puede ajustar al hambre que cada uno tenga. La abundancia de proteínas y vegetales resulta muy saciante y no existe la sensación de pasar hambre. El desayuno es  potente’, lo cual, según las últimas investigaciones realizadas al respecto, es la clave para perder peso de forma eficaz.

Sus contras

Algunos de los alimentos en los que se basan los menús de la dieta de los Hamptons, como el aceite de macadamia o el pollo orgánico, no se encuentran fácilmente en todos los supermercados. Además, según qué ingredientes, puede resultar algo costosa.

Dieta de la Zona

Hazte con una calculadora, toma sólo los nutrientes que necesites y logra el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Quien la hace

Jennifer Aniston conoce de primera mano lo importante que es mantener el peso para hacer buenos contactos en Hollywood. Hasta que no perdió 20 kilos,  no consiguió que en los castings se fijaran en ella. Así le llegó el éxito rotundo de Friends, pero la actriz no olvida que en gran parte se lo debe a la dieta de la Zona: «Gracias a este régimen no sólo he conseguido perder peso y estabilizarme, sino que me mantengo a tope de energía». Viendo los buenos resultados de Jennifer, ¿cómo no se iban a animar Sandra Bullock o Courtney Love?

Cuánto se pierde

Se adelgaza de forma gradual, alrededor de 500 g semanales. La disminución de volumen es lo primero que se nota.

Cuál es su clave

Fue creada en EE.UU. por el Dr. Barry Sears, premio Nobel de Medicina en 1982. El objetivo es alcanzar ‘la zona’, el estado metabólico en el que el cuerpo y la mente funcionan al máximo nivel de rendimiento. Eso se consigue con una dieta equilibrada en la que las proteínas, los hidratos de carbono y las grasas estén rigurosamente controlados en cada una de las comidas que se realizan a lo largo del día.

En qué consiste

Se puede tomar de todo, pero con moderación, aunque se aconsejan las verduras, la fruta y las proteínas cada vez que comamos. Así se consigue estar en ‘la zona’, es decir, equilibrar las respuestas hormonales que se producen cuando ingerimos algo.

Para ello hay que aportar los principales macronutrientes (grasas, proteínas e hidratos de carbono) en cada consumo de alimentos. Esta proporción es la que evita que se eleven los niveles de insulina y, por lo tanto, que se acumule grasa en exceso. No importan las calorías de los alimentos, sino el efecto que causan sobre
las hormonas.

El secreto está

El elemento diferenciados del Dr. Sears se basa en una medida, el bloque, que se calcula para cada persona según su peso y la actividad física que realiza. Su clave está en aprender a calcular las proporciones de los macronutrientes: en cada una de las cinco comidas que se hacen al día, debe haber una proporción de 30% de proteínas, 40% de hidratos de carbono y 30% de grasas.

EL MENÚ TIPO

Desayuno

45 g de queso bajo en grasa.
45 g de jamón serrano.
Una rebanada y media de pan de molde integral.
Una cucharada de aceite de oliva.

Media mañana

30 g requesón.
Un melocotón.
Dos nueces de macadamia.

Comida

90 g de pollo asado.
Dos tazas de judías verdes cocidas.
Media manzana.
Una cucharada de aceite de oliva.
1/4 de ajo y una pizca de sal.

Merienda

30 g de jamón serrano.
Media taza de melón en cubos.
5 aceitunas.

Cena

Espinacas salteadas con gambas: 90 g de gambas, dos tazas de espinacas cocidas, 2/3 de cucharada de aceite de oliva, 1/4 de ajo picado y una pizca de sal.

Sus pros

Se fundamentaen la idea de utilizar la comida como si fuera un medicamento, ya que si se mantiene la proporcion recomendada , la glucosa permanece constante.Se pierde grasa, pero no masa muscular, con lo que se evita el efecto rebote.

Sus contras

Puede ser un poco complicado hacer el calculo para determinar la cantidad de bloques que necesitamos a diario, de ahí que lo mejor sea ponerse en manos de un especialista en esta materia. Pero hay que ser constantes en estas proporciones para conseguir unos óptimos beneficios.

Dieta Five Factor Fitness

Cada vez más gente se apunta a este método creado por Harley Pasternak, el entrenador de las estrellas, que conjuga la alimentación hipocalórica con la práctica, cinco días a la semana, de un ejercicio dividido en cinco bloques de 25 minutos cada uno (fuerza, estiramiento, cardio … ). La actriz, que padece diabetes, ha encontrado la solución para mantener la línea y el azúcar.

En qué consiste

Diariamente hay que comer de cada uno de estos cinco grupos de alimentos: proteínas, grasas buenas, carbohidratos con un índice glucémico bajo, fibras y bebidas que no contengan ni un ápice de azúcar.

Menú tipo

Desayuno: Medio pomelo y yogur desnatado con fresas y menta.

Media mañana: Una manzana.

Comida: Hamburguesa de carne magra con ensalada de tomate.

Merienda: Uuna salchicha con mostaza y tomate.

Cena:
Pollo con verduras y arroz.

Dieta Macrobiótica

La actriz americana, Gwyneth Paltrow, es una de las embajadoras de esta propuesta; de hecho, siempre viaja con su chef macrobiótico. Así recuperó la figura tras sus dos partos. «Intento comer de la forma más orgánica posible, evitando los alimentos procesados que mi cuerpo no digiere bien o cualquier nutriente tóxico que merme mi energía», asegura.

En qué consiste

En la ingesta de cereales integrales, frutas y verduras de origen orgánico. Los menús se clasifican en dos tipos: yin (frutas, verduras y legumbres) y yang (cereales integrales).

Menú tipo:

Desayuno: Té y dos galletas.

Media mañana: Pieza de fruta.

Comida:
100 g de arroz basmati y 150 g de verduras variadas.

Merienda: Una pieza de fruta (indiferente).

Cena:
Crema de espárragos y 100 g de espinacas.

Demi Moore: Dieta de Crudités

Sigue a rajatabla las pautas de su gurú culinario, el chef Juliano Brotman. «Tanto lo que se come, como lo que se bebe, influye directamente en la apariencia física. No soy una fanática, pero procuro alimentarme lo más sano que puedo. También, intento beber cantidades importantes de agua para mantenerme bien hidratada en todo momento», comenta la estrella.

En qué consiste

La gran mayoría de los platos están elaborados con productos que se consumen crudos. Según Brotman, sólo una cuarta parte de los alimentos que tomamos a diario deben estar cocinados y nunca por encima de los 118 °C.

Menú tipo

Desayuno: Melón fresco, plátanos, fresas, pan integral y batido proteico.

Comida: Vegetales rehogados, hamburguesa de tofu y ensalada aderezada con limón.

Merienda: Fruta fresca y zumos.

Cena: Pasta con vegetales crudos.

Karl Lagerfeld: Dieta 3D

Este régimen transformó radicalmente la imagen del diseñador alemán. ¡Adelgazó unos 43 kilos en 13 meses!

En qué consiste

Menú proteico-depurativo que apuesta por las proteínas mixtas, el pescado y los mariscos, y elimina las carnes rojas. En la primera fase se consumen proteínas ‘en polvo’, que drenan y aportan aminoácidos esenciales.

Menú tipo

Desayuno: Café o té sin azúcar y 30 g de pan integral con mantequilla ligera; otras opciones son dos yogures naturales o 100 g de queso blanco light.

Media mañana: 1 o 2 vasos de agua o tisana sin azúcar.

Comida: Dos saquitos de compuestos de proteínas, 200 g de verduras crudas o cocidas, un yogur natural y una fruta del bosque o un quesito.

Cena: Ensalada con vinagreta, tortilla francesa (2 huevos) con especias o champiñones y dos yogures naturales o una fruta.

Jessica Simpson: Dieta South Beach

Se priman las proteínas y se restringen los hidratas de carbono. Esto provoca que al reducirse la insulina, se utilicen los depósitos de grasas como fuente de energía, dismimuyendo el apetito. Además de ella, también el ex presidente Bill Clinton recurrió a esta dieta para superar sus problemas cardiacos.

En qué consiste

Su creador, el cardiólogo Arthur Agatston, director del Centro de Prevención Cardiovascular del Mount Sinai Center (Florida), asegura que con este régimen se come casi de todo.

Menú tipo

Desayuno:
Zumo de tomate, dos lonchas de jamón cocido, tortilla francesa y un café.

Media mañana: Queso desnatado o un puñado de pistachos crudos.

Comida: Ensalada de lechuga, atún, tomate y calabacín con 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 de zumo de limón y 112 de pimienta negra.

Merienda: Apio y un quesito light.

Cena: Pechuga de pavo y brécol.

Janet Jackson: Dieta clásica

Aunque ya nos hemos acostumbrado a verla como una chica yoyó, la primera vez que la hermana del ‘Rey del Pop’ se sometió a un régimen, nos causó un gran impacto. Adelgazó más de 27 kilos en cuatro meses y de la forma más clásica: dieta + ejercicio. Su nutricionista, David Allen, le marcó las siguientes pautas: no comer fuera de casa; controlar las porciones; no sobrepasar las 1.450 kcal diarias; respetar los horarios de comida y beber 2,5 litros de agua.

Drew Barrymore: Dieta de `veggies’

Naomi Watts, Anne Hathaway, Natalie Portman y Drew Barrymore, son estrellas vegetarianas confesas. De hecho, la niña de E, T asegura que fue la ‘comida verde’ lo único que le permitió desprenderse de los kilos de más que arrastraba desde la infancia y por culpa de los cuales probó todo tipo de dietas, aunque con poco éxito. Entre las muchas otras adeptas a este tipo de regímenes están, por ejemplo, la cantante Avril Lavigne y la actriz Pamela  Anderson.

Fuente: Revista OK!

Responder

Debes ingresar para publicar un comentario.